estable, duradera, ecológica

madera-laminada-perfil-ventana

La madera laminada – aquí de pino – es un perfil macizo. Al componerse de diferentes laminas se vuelve más estable, practicamente resistente a la deformación.

También es fácil evitar los “desperfectos” naturales de la madera para nuestro perfil y aprovechando mejor la materia prima, tenemos que cortar menos árboles, gastar menos energía etc.

La durabilidad depende del tipo de madera empleado, pero sobretodo de su protección. Los lacados y barnices suelen ser sintéticos, pero con un grosor de una fracción de millímetro evitan el deterioro eficazmente al repelar agua, radiación UV, la suciedad y los insectos. Se suele escuchar que las ventanas barnizadas requieren de una nueva capa cada pocos años; las ventanas montadas por nosotros en 10 años no han necesitado repintado ni presentan deterioro alguno.

Las lasures pueden ser una alternativa, sobretodo para la madera vista. Las hay totalmente naturales, de aceite de lino y pigmentos naturales. Son aptas para el exterior si hay medidas adicionales de protección y cuidado.